Publicado el Deja un comentario

Obra gràfica de Ràfols Casamada, luces y colores desde la ventana

Albert Ràfols-Casamada (foto Carles Ribas)

Albert Ràfols Casamada, pintor y poeta español, nace en 1923 en el Barrio de Gràcia de Barcelona. Crece en un ambiente culto  y con una fuerte influencia «noucentista». Está considerado como uno de los artistas catalanes más importantes de la segunda mitad del siglo XX, además de polifacéticos.

Casamada se inicia en el mundo del dibujo y la pintura de la mano de su padre, Albert Ràfols i Cullerés. Tras empezar los estudios de arquitectura en 1942, los abandona para dedicarse de pleno a la pintura. Se traslada a París en la década de los 50 con la misma beca otorgada por el gobierno francés en su momento a Josep Guinovart, Antoni Tàpies, Xavier Valls y Maria Girona, la que será su mujer.

Su enriquecimiento cultural viene de la mano de artistas tan conocidos como Picasso, Miró y Braque, fundamentales para Ràfols. La influencia de los pintores Piet Mondrian y Mark Rothko provocará el uso de formas ortogonales, colores luminosos y una pureza estructural que harán que la obra de Ràfols sea limpia y elegante.

A mediados de los 40 Ràfols Casamada empieza a experimentar con el arte del grabado  

Los años 60 destacarán por una clara  influencia de la tendencia americana del momento, pop art y collage. La simplificación de su obra empieza a ser extrema no sólo en forma sino también en el color. 

Será la exposición de 1961 en el Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona la que marque un momento relevante en su evolución plástica.

Manchas largas y bandas de color, planos horizontales y verticales son la característica principal de su obra gráfica en la década de los 70.

«Composición XV» – Ràfols Casamada

Podemos también ver reflejada la evolución de Casamada en el mundo del teatro, creando escenografías y decorados. 

Entre los premios otorgados a Albert Ràfols-Casamada podemos encontrar algunos tan importantes como el Premio Nacional de Artes Plàsticas, la Creu de Sant Jordi o la Orden de las Artes y las Letras, entre otros. Ostenta también el título de Académico honorario de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando.

Podemos encontrar parte de la obra de Casamada en el Museo de Arte Moderno de Barcelona, el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía en Madrid, Museo de Arte Contemporáneo de Sevilla, en el Museo Sempere de Alicante o en la Colección Fundación Juan March. 

Siga los caminos que siga el arte de hoy, ha de continuar mostrando una actitud ética y crítica frente al mundo vulgarizado, violento y materializado en el que vivimos». (Albert Ràfols Casamada)  

Regalar una litografía o un grabado está de moda y cada vez es más habitual hacerlo por los amantes del arte. El arte se revaloriza con el tiempo, y sigue cobrando actualidad.

litografias.net

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *